COVID-19 | Protesta en Colón contra las nuevas medidas antiCovid

Hasta 3.000 personas asistieron a la concentración el pasado domingo en la Plaza Colón de Madrid, donde muchos no cumplieron las medidas de distancia de seguridad o el uso de mascarilla.

Bajo el argumento de que la pandemia es una farsa, casi 3.000 personas se agrupaban en Colón, prácticamente amontonadas protestando en contra de las nuevas restricciones incorporadas por el Gobierno, en acuerdo con las autonomías. En base a las afirmaciones que alegaban los manifestantes de que la pandemia no existía, la mayoría no hizo uso de la mascarilla ni tampoco respetaron las normas de distancia de seguridad. La Delegación del Gobierno investigará los hechos ocurridos en la concentración ya que aseguran que no se ha desarrollado según lo previsto.

El impulsor de dicho movimiento ha sido Fernando Vizcaíno, un profesor valenciano de yoga y creador del canal de YouTube Revelión en la Granja (el despertar del pueblo), cerrado hace unos días por la propia plataforma. Vizcaíno sostiene que: “La pandemia del Coronavirus es una farsa orquestada por las élites gobernantes con la connivencia de los medios de comunicación para atemorizar a la ciudadanía, confinarnos y quitarnos nuestros derechos y libertades”. También, que no existe virus apocalíptico alguno que esté matando a la gente.

Según la teoría de este profesor valenciano, la enfermedad del coronavirus habría sido inculcada a la sociedad a través de la vacuna de la gripe. Así lo afirmaba en un video en su canal de YouTube el 14 de agosto, en el que además animaba a la gente a acudir a Madrid: “La gente que ha muerto realmente por esta nueva sintomatología, la tormenta de citoquinas, los trombos en los pulmones, lo han hecho por lo que han inyectado con las vacunas de la gripe. Esta más que comprobado. Y los que no han muerto directamente por eso, han muerto por ser entubados y ampliar la sintomatología provocada por esta toxina, este veneno que han introducido a través de las agujas en el cuerpo de nuestros ancianos y seguramente de algunos médicos”.

Durante la manifestación, se escucharon gritos de todo tipo y lemas que dieron la vuelta a la Plaza de Colón: “Libertad, Libertad”, “falsos test, falsos positivos”, “televisión manipulación” o “no somos delincuentes, queremos respirar”. La propia Delegación del Gobierno anunció, ya a última hora de la tarde, que investigarían detalladamente los hechos ocurridos y tomarían las medidas pertinentes ya que no se cumplieron las restricciones impuestas. Se impusieron más de 30 denuncias, algunas a los propios organizadores, ha confirmado el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco.

“Estoy aquí para denunciar que estamos perdiendo nuestros derechos civiles sin razón científica ninguna”, afirmaba uno de los asistentes que se desplazó desde Málaga para asistir a la concentración. “Yo quiero que me abran un cadáver y saquen el virus. Cuando me demuestren que existe, lo valoraré y veré la respuesta”, añadía el hombre sin la mascarilla puesta. Los efectivos policiales estaban cerca de la zona intentando controlar a muchas de las personas que no cumplían las medidas de seguridad. Pidieron la documentación y tomaron nota de los DNI a muchas de las personas que se negaban a enseñarlo. Pancartas de todo tipo poblaron Colón bajo frases como: “Las multinacionales tienen licencia para matar despacio. No a la vacuna obligatoria Covid-19”.

Pese a que la manifestación estaba aprobada y tenía permiso para celebrarse desde las 18:00 hasta las 19:00 horas, muchos de los manifestantes no respetaron el horario establecido y un numeroso grupo permaneció en la plaza a pesar de la insistencia de la policía.

Artículo: María Vecina / AFPRESS

Fotografía: Jaume Plensa y EFE