COVID-19 | Los rebrotes desbordan de nuevo los centros de salud sin saber cómo contenerlos

Esta segunda oleada de contagios está volviendo a inundar sin precedentes los centros de salud de muchas comunidades autónomas en España. Si es cierto, que la primera ola nos pilló desprevenidos e indefensos ante algo que no sabíamos cómo gestionar. Pero esta segunda tampoco está siendo un paseo para los muchos sanitarios, que, sin descanso, siguen trabajando al pie del cañón día tras día. Los sanitarios esperaban que esta nueva tanda llegara en el mes de septiembre, pero su adelanto por el comportamiento incívico de muchas personas, se han visto sorprendidos y obligados a paliar con esta enfermedad.

Actualmente hay un 40% por ciento menos de plantilla y un 30% más de actividad asistencial. El presidente de la Sociedad Española de Médicos de Familia, Salvador Tranche, afirmaba que: “Muchos trabajadores están de baja, otros de vacaciones y con un 30% más de actividad existencial. Se atienden los enfermos crónicos que retrasaron su atención por la epidemia, los nuevos casos de Covid, PCR, así como el rastreo de sus contactos”. También recalcaba el hecho de que sabían que está situación volvería a producirse en cualquier momento y ninguna administración sanitaria ha destinado recursos para reforzar la atención primaria. “Dicen que lo harán, pero no cumplen con su discurso”.

COMUNIDADES AL LÍMITE, ARAGÓN COLAPSADA 

Es donde repunta la curva de la epidemia, Aragón, Catalunya y Madrid, donde los servicios de atención primaria se están viendo al límite tanto en su capacidad profesional como material. La comunidad aragonesa se posiciona como una de las más descontroladas, no solo en nuestro país, sino a nivel europeo por la cantidad de rebrotes que están surgiendo en las últimas semanas. Presenta cifras terroríficas y la situación ha llegado al límite, según alertan los propios sindicatos médicos.

Plantillas de enfermería colapsadas para llegar al cúmulo de casos con los que se encuentran, facultativos con hasta el triple de consultas que, en situaciones normales, demoras en la realización de pruebas PCR para detectar nuevos positivos y un repunte de infecciones entre el personal sanitario. Estas son algunas de las realidades que se están viviendo día a día y recuerdan con miedo la situación caótica de hace apenas 3 meses.

Dentro de zona aragonesa, Zaragoza capital está siendo una de las más afectadas, convirtiéndose en el epicentro de la mayoría de contagios y que se ha extendido de forma fugaz por múltiples zonas de la región. Leandro Catalán, presidente de los sindicatos Médicos de Atención Primaria de Aragón, señala que: “En uno de los centros de salud de Zaragoza capital hay compañeros que están atendiendo a diario a 90 e incluso más actos sanitarios a diario. En otros centros rondamos los 60 pacientes por jornada, cuando lo habitual en condiciones normales son unos 30, y en verano muchísimo menos”.

Para evitar el desbordamiento de casos y redirigir el rumbo de la situación, Leandro Catalán pide a la Consejería aragonesa de Sanidad algunas medidas que ayudan a paliar el caos y descontrol. Algunas de ellas referidas a la habilitación de puntos de recogida de pruebas PCR fuera de las instalaciones de los centros para reducir la presión en los trabajadores y evitar la presencia de casos sospechosos. También señala la desinfección en profundidad de los centros de salud, tanto interior como exterior.

Solo en los últimos 7 días, Aragón ha presentado un total de más de 4.000 casos confirmados, una cifra no solo preocupante, sino que desborda la capacidad operativa de rastreo implantada por la región para evitar que se extiendas los posibles positivos. “Se ha llegado a tardar más de tres días en dar los resultados de las analíticas PCR”, criticaba Catalán. Todo ello, sin contar los días que pasan desde que se detecta un caso hasta que se consigue tomar la muestra. Es evidente, que cuanta más demora hay, menos efectivos son los procesos de rastreo y verificación. “Deben establecerse los procedimientos necesarios para agilizar los resultados de PCR en un máximo de 24 horas”, recalcaba el presidente.

Artículo: María Vecina / AFPRESS

Fotografías: Jonathan Borba, Pranidchakan, Andrea Piacquadio y el Periódico Mediterráneo