ELCHE COVID-19 | Fuegos Artificiales para celebrar la Fiesta de San Juan Bautista

Elche 24 Junio 2020, por la onomástica de San Juan Bautista se ha lanzado un castillo de fuegos artificiales en las inmediaciones de la biblioteca municipal.

Las fiestas en honor al santo, San Juan Bautista, se han suspendido de forma preventiva por el COVID-19,  para que no se produzca afluencia y aglomeraciones de personas, pues en la proximidad es donde haya peligro de posibles rebrotes de la epidemia por el coronavirus.

Fiesta de San Juan Bautista en Elche, por Joan Castaño:

El solsticio de verano, con la noche más corta del año, marcado en el calendario cristiano con la festividad de San Juan Bautista, se celebra en nuestra ciudad de manera especial en la antigua Morería o Raval de Sant Joan. Este céntrico barrio ilicitano se acogió a la protección de este santo en 1523, tras el bautismo de los moriscos que lo habitaban, dado que su mezquita fue consagrada al culto cristiano con la advocación de San Juan Bautista.

La celebración anual estaba marcada por grandes hogueras en las que se solían quemar viejos enseres en un ritual de purificación por el fuego. También era habitual que los jóvenes pasaran la noche a la intemperie, en los huertos cercanos, cumpliendo así un ritual iniciático. El barrio se engalanaba y se desarrollaban bailes y cantos en honor al Bautista. Las aceras quedaban cubiertas de macetas y se sacaban mesas y sillas a las puertas de las casas donde los vecinos jugaban, comían y convivían.

En la iglesia del Raval se desarrollaban, como ahora, las celebraciones religiosas: triduo solemne en honor a San Juan, con misa y sermón. El día de la festividad era visitado por todos los ilicitanos que participaban en una misa solemne cantada. Y al anochecer partía la procesión con la imagen del santo portada en andas y acompañada de numerosos fieles que recorrían las principales calles del barrio.

Actualmente es la Comisión de fiestas del barrio, en colaboración con el Ayuntamiento de Elche, la que se encarga de preparar las fiestas. Y en ellas tiene un lugar importante la construcción de hogueras, en categoría de adultos e infantiles, cuyas mordaces críticas son quemadas en la noche del 24 de junio siguiendo el rito ancestral.

La festividad, a nivel gastronómico, queda marcada por la presencia de dos frutas: las diminutas «peretes de Sant Joan» y, sobre todo, las brevas, el primer fruto de la higuera: «Per Sant Joan, bacores, verdes o madures, segures».

Joan Castaño, Director del Museo Municipal de la Festa

Fotografías y Vídeo: AFPRESS

Galería Fotográfica:

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.