La OMS recomienda analizar neumonías sospechosas de finales de 2019 por si fueran casos de coronavirus

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado este martes a aquellos países que tengan muestras de pacientes con neumonías sospechosas de finales de 2019 que las analicen para identificar posibles casos de Covid-19 anteriores incluso a que China informara del nuevo coronavirus.

«Sería de gran importancia que todos los países con casos sin especificar de neumonía en diciembre, o incluso en noviembre, realicen test, y algunos ya lo están haciendo», ha señalado en rueda de prensa el portavoz de la OMS Christian Lindmeier.

La OMS responde así a informes médicos de Francia y Estados Unidos que han identificado en los últimos días posibles casos de Covid-19 en esos territorios ya en el mes de diciembre, aunque China no notificó la existencia de casos por el nuevo coronavirus hasta el último día del año pasado.

Este martes, el responsable de reanimación de los hospitales Avicenne y Jean Verdier de París, Yves Cohen, ha informado de que se han realizado las pruebas del coronavirus a muestras de pacientes tratados en los últimos meses por neumonía y varios de ellos han dado positivo, el más antiguo de ellos el 27 de diciembre. Sin embargo, los primeros casos fueron confirmados por las autoridades francesas el 24 de enero: dos en París y otro en Burdeos.

El doctor ha explicado que el paciente pasó 15 días enfermo y que contagió a sus dos hijos, pero no a su mujer, trabajadora de un supermercado. El paciente dijo que no sabía cómo se contagió, ya que no había viajado.

Pide investigar para «entender mejor el potencial de contagio»

Por eso, la OMS cree que podría haber más casos de coronavirus anteriores a diciembre, por lo que ha pedido a todos los países que comprueben sus registros de finales de 2019 para tener una «foto más clara» de la pandemia. Por eso, Lindmeier ha considerado esencial que continúen este tipo de estudios «para entender mejor el potencial de contagio de la Covid-19».

El portavoz ha subrayado que no sería raro que el coronavirus estuviera ya fuera de China en fechas tan tempranas, «ya que los primeros casos de la enfermedad se remontan a principios de diciembre y entra dentro de lo posible que algunos de los infectados viajaran desde Wuhan (ciudad donde se originó) a otros países».

Lindmeier ha añadido que es una práctica habitual entre muchos médicos el guardar muestras de pacientes con neumonías sospechosas, precisamente para poder realizar test /igposteriormente ante posibles brotes de nuevas enfermedades.

 

 

.

Fuente.: rtve.es