COVID-19: La crisis del coronavirus en Alemania

La crisis del coronavirus lo va a cambiar todo; tanto que cuando acabe el confinamiento las calles de las ciudades alemanas se van a parecer a las de las megaciudades asiáticas. «Tenemos que aprender de sociedades como la japonesa”.


Las mascarillas se están volviendo escasas en Alemania por el uso de mascarillas en el transporte público que es obligatorio a partir del pasado lunes. La ralentización de los contagios relaja las restricciones e incorpora nuevas normas en la vida pública.

Alemania sigue dando pasos hacia la nueva normalidad de la vida pública. A partir de este lunes, es obligatorio el uso de mascarillas en el transporte público, en la mayoría de los estados federados o Länder y también en las tiendas, mercadillos, gasolineras o paradas de taxis.

La medida, entra en vigor después de semanas de intenso debate y de que la escasez de estos medios de protección fuera evidente.

Alemania es el quinto país del mundo con un mayor número de casos positivos de coronavirus registrados, con un total de 155.193, según los datos del instituto Robert Koch.

El número de muertos por la covid-19, 5.750, es, sin embargo, significativamente menor que en otros países europeos.

Desde hace una semana, las tiendas menores de 800 metros cuadrados están abiertas en Alemania y como desde el inicio de la irrupción de la pandemia se puede salir a la calle, pero como máximo de dos en dos, a no ser que se trate de familiares o personas que vivan bajo el mismo techo.

Cada uno de los 16 Estados federados, así como las autoridades municipales, son los encargados de adaptar y aplicar las medidas sanitarias para luchar contra la propagación de la epidemia.

Hay estados como Sajonia en los que ya era obligatorio el uso de mascarillas.

Schleswig-Holstein, en el norte del país, será el último en aplicar la medida, que entrará en vigor el próximo miércoles. En el resto, cada uno decide si aplica sanciones a quienes no lleven la mascarilla en el transporte y en las tiendas.

Nueve ciudades han decidido no sancionar, mientras que otras cinco ciudades ya han optado por los castigos a quien no se cubra la nariz y la boca en los lugares estipulados.

Baviera por ejemplo sí contempla la imposición de multas de 150 euros a quien no lleve puesta la mascarilla, asi como en otros Länder (Estados Federados) los niños de hasta seis años estarán exentos de llevarlas.

Los Estados no especifican qué tipo de protección es necesaria en la nariz y en la boca.

Mientras se prepara el regreso al colegio que de alguna manera ya ha empezado gradualmente, la semana pasada ya hubo algunas clases preparatorias para alumnos que tienen que examinarse. Pero no será hasta el 4 de mayo cuando empiece de verdad la apertura gradual de los centros con algunos cursos de primaria y de secundaria.

Antes los ministros regionales de educación de los estados federados deberán reunirse y elaborar un plan de higiene, que después cada centro escolar deberá adaptar e implementar.

“Cúbrase la boca y la nariz (¡obligatorio desde el lunes!)” Puede leerse en una pantalla electrónica en las estaciones de trenes y autobuses de todo Alemania.

Los mayoristas y las farmacias se quejan que los almacenes están vacíos: la situación en el mercado es “fantasmal”.

Autor: José Mateos Mariscal, emigrante español en Alemania.

Fotografías: Anna Shvets.