Justicia para Los Salerosos

Guillermo Hernández, Presidente de la Sociedad Musical “Ciudad de Torrevieja, Los Salerosos”, actuando en nombre y representación de la Directiva y de la Sociedad musical en su conjunto, desea comunicar que,

Después de un procedimiento judicial largo, emprendido en primera instancia por el Ayuntamiento de Torrevieja en el año 2016, contra la entidad a la que represento, donde se le reclamaba la devolución íntegra de la subvención, después de que el propio Ayuntamiento la hubiera aprobado, y tan solo basándose en una “auditoria externa”, que “ni tenía ni sentido, ni carácter vinculante, ni se acreditaba como tal para exigir la devolución de la subvención basándose en criterios totalmente contrapuestos a los exigidos por el propio Ayuntamiento a través de la Intervención y el Instituto Municipal de cultura”, Guillermo se congratula de notificar de manera oficial que una vez recurrida por la propia entidad musical en la Audiencia Provincial, “el Tribunal de lo Contencioso administrativo nos da la razón, da la razón a los SalerososDespués de luchar contra viento y marea”, Guillermo comenta que “todo esto da que pensar.

Da la impresión de haber sido como una especie de caza de brujas contra la entidad a la que represento, y ha quedado demostrado que la Sociedad musical -los Salerosos-jamás ha modificado sus  cuentas; que siempre se cumplieron con todos los requisitos exigidos para recibir la subvención, tanto económicos como de cumplimiento de las actuaciones; y que la Sentencia demuestra lo que siempre hemos dicho, que hemos entregado cuanta documentación se nos pidió”.

El Presidente de la entidad “lamenta el modo de actuar del anterior Alcalde, Don José Manuel Dolón, así como de todo el equipo de Gobierno por aquel entonces. Acudían a las Juntas Rectoras a hablar tan solo de las posibles responsabilidades patrimoniales que se les podían exigir a los componentes de la Junta Rectora en el caso de votar en contra de reclamar la devolución del dinero.

Bueno, a eso y a invitarme a abandonar la sala generando una total indefensión de nuestra Sociedad. Es más, salía a los medios a jactarse del resto de miembros de la oposición, tal y como se puede comprobar si tiramos de hemeroteca, demostrando que lo único que les preocupaba era salirse de la quema y no la política Municipal. Y todo lo que digo está en documentos públicos oficiales como las Actas de las diferentes Juntas Rectoras-.

Del mismo modo, Guillermo asegura que estas malas decisiones, como la de Auditar lo que el propio Ayuntamiento entendió correcto, -algo increíble-, asevera, -han hecho tambalear los cimientos de una entidad que acaba de cumplir el trigésimo aniversario, aunque, afortunadamente, no lo han conseguido y aún nos quedan muchos años por seguir ofreciendo enseñanza y cultura a la ciudad de Torrevieja-.

El Presidente, y toda su Directiva, “lamentan el daño que se ha generado a la Sociedad en estos casi cuatro años”, pero “contentos al comprobar cómo se ha hecho justicia y gracias a las ganas de todos sus directivos, socios, profesores, alumnos y músicos, así como de todas aquellas personas que siempre creyeron en nosotros, incluso pidiendo avales y préstamos particulares, para seguir luchando y defendiendo el gran trabajo cultural y de docencia gratuita que lleva realizando la sociedad a la que represento desde sus inicios, pese a quien le pese”.

El Presidente también comenta “la tristeza que le genera comprobar cómo en este rio revuelto y sin orden ni concierto, muchos se olvidaron de la presunción de inocencia y nos sentenciaron contra el paredón antes de tiempo, o votaban en contra de nuestros intereses de supervivencia en las Juntas Rectoras para terminar de rematarnos, caso de muchos partidos políticos o de otras sociedades, como la manifestada por la Unión Musical a través de su Presidenta, poniendo en duda nuestro saber hacer y nuestra absoluta integridad moral. -Ojalá-, asegura, –quiera Dios, no se encuentren alguna vez en la misma tesitura, que ni queremos ni deseamos nadie de los que representamos a la Sociedad musical “Ciudad de Torrevieja, Los Salerosos”.

A toda la Directiva, argumenta Guillermo, -le parece inaudito que se haya auditado a una sociedad después de que hubiese pasado todos los controles necesarios para recibir la subvención, controles que no son fáciles de cumplir como bien saben todos los que concursan: la justificación en Intervención Municipal, la aprobación del Instituto Municipal de Cultura a través de su Junta Rectora, y la posterior ratificación del propio Ayuntamiento-, y llega a poner en duda que -el azar haya decidido que fuera nuestra Sociedad la afortunada para ser auditada-

Guillermo tampoco entiende que -después de que el Juzgado diera la razón a la entidad, los que formaron parte de todo el procedimiento: Concejales, Junta Rectora y Técnicos del Ayuntamiento, se vayan de rositas y no se depuren responsabilidades”. Argumenta que “es un sinsentido que en todo este procedimiento la única que se lo jugaba todo para bien o para mal era nuestra Sociedad Musical”.

Por último, Guillermo Hernández, desea hacer constar que -La Sentencia no se ha hecho pública antes ya que el Ayuntamiento podía recurrirla, recurso que a día de hoy, ha caducado.

Por último, Guillermo Hernández no desea finalizar la nota de prensa sin mostrar el apoyo a toda la ciudadanía de Torrevieja en estos difíciles momentos por los que el mundo atraviesa, deseando se acabe de una vez por todas esta pandemia que ha minado la moral de toda la sociedad y por la que han fallecido muchas personas, ofreciéndose en nombre de Los Salerosos, a colaborar en conciertos benéficos para recaudar fondos si así fuera preciso.