El Ayuntamiento invita a los alicantinos a sumarse desde sus balcones con un aplauso a la bendición de la Santa Faz el 23 de abril desde el macho del Castillo de Santa Bárbara

  • El equipo de gobierno respalda y apoya la decisión del Cabildo de traer la Santa Faz a Alicante ese día y llevarla al Castillo de Santa Bárbara
  • Al estar vigentes las medidas de confinamiento, en ninguno de los actos previstos para ese día se permitirá la presencia de público

Alicante, 9 de abril. – El Ayuntamiento de Alicante, a través de su equipo de gobierno, se suma y respalda la iniciativa del Cabildo de San Nicolás de traer la Santa Faz a Alicante el jueves 23 de abril, tras confirmarse la suspensión de la romería ese día por la situación de crisis sanitaria que padecemos a raíz de la expansión del Covid 19.


El equipo de gobierno, una vez conocida la decisión del Cabildo, ha acordado pedir a los vecinos de Alicante que se sumen a este acto saliendo a sus balcones el 23 de abril a las 12 de la mañana para aplaudir durante la bendición a la ciudad, que coincidirá con el repique de todas las campanas de la ciudad, para homenajear de esta manera también a todas las personas que están contribuyendo con su esfuerzo y dedicación a combatir la pandemia.

El Ayuntamiento de Alicante quiere recordar que ese día seguirán vigentes las medidas de confinamiento establecidas por el Estado de Alarma y que en consecuencia en ninguno de los actos previstos con motivo de la venida de la Santa Faz a la ciudad se permitirá la presencia de público y la representación institucional se limitará al mínimo indispensable

La apertura de la hornacina donde se custodia el Sagrado Lienzo se realizará siguiendo el ritual tradicional, aunque con una presencia limitada de los integrantes del Cabildo. Desde allí se dirigirá, escoltada y en vehículo, a la Concatedral de San Nicolás, donde. será el obispo de Orihuela-Alicante, Jesús Murgui, quien oficie una Eucaristía a puerta cerrada y retransmitida por televisión.

A continuación, la reducida comitiva se dirigirá hacia el castillo de Santa Bárbara donde el obispo, portando la Reliquia, bendecirá a la ciudad de Alicante. En ese mismo momento, en torno al mediodía, redoblarán las campanas de las iglesias.

En paralelo a la decisión de traer la

  • El equipo de gobierno respalda y apoya la decisión del Cabildo de traer la Santa Faz a Alicante ese día y llevarla al Castillo de Santa Bárbara
  • Al estar vigentes las medidas de confinamiento, en ninguno de los actos previstos para ese día se permitirá la presencia de público

Alicante, 9 de abril. – El Ayuntamiento de Alicante, a través de su equipo de gobierno, se suma y respalda la iniciativa del Cabildo de San Nicolás de traer la Santa Faz a Alicante el jueves 23 de abril, tras confirmarse la suspensión de la romería ese día por la situación de crisis sanitaria que padecemos a raíz de la expansión del Covid 19.

El equipo de gobierno, una vez conocida la decisión del Cabildo, ha acordado pedir a los vecinos de Alicante que se sumen a este acto saliendo a sus balcones el 23 de abril a las 12 de la mañana para aplaudir durante la bendición a la ciudad, que coincidirá con el repique de todas las campanas de la ciudad, para homenajear de esta manera también a todas las personas que están contribuyendo con su esfuerzo y dedicación a combatir la pandemia.

El Ayuntamiento de Alicante quiere recordar que ese día seguirán vigentes las medidas de confinamiento establecidas por el Estado de Alarma y que en consecuencia en ninguno de los actos previstos con motivo de la venida de la Santa Faz a la ciudad se permitirá la presencia de público y la representación institucional se limitará al mínimo indispensable

La apertura de la hornacina donde se custodia el Sagrado Lienzo se realizará siguiendo el ritual tradicional, aunque con una presencia limitada de los integrantes del Cabildo. Desde allí se dirigirá, escoltada y en vehículo, a la Concatedral de San Nicolás, donde. será el obispo de Orihuela-Alicante, Jesús Murgui, quien oficie una Eucaristía a puerta cerrada y retransmitida por televisión.

A continuación, la reducida comitiva se dirigirá hacia el castillo de Santa Bárbara donde el obispo, portando la Reliquia, bendecirá a la ciudad de Alicante. En ese mismo momento, en torno al mediodía, redoblarán las campanas de las iglesias.

En paralelo a la decisión de traer la reliquia a Alicante, el Ayuntamiento de Alicante ha comunicado su decisión de mantener como festivo local el 23 de abril. Esta decisión se toma para contribuir a reducir la presencia de personas en las calles de la ciudad en unos momentos en los que se está combatiendo la propagación del virus.