Ximo Puig insta por carta a 329 líderes regionales europeos a que alcen su voz ante la UE frente a ‘la mayor emergencia desde la Segunda Guerra Mundial’

– El president de la Generalitat envía este lunes 330 misivas a mandatarios y mandatarias regionales de toda la UE para que apoyen un plan europeo «que movilice todos los recursos e instrumentos necesarios» para la reconstrucción socioeconómica tras el coronavirus
– «En menos de dos meses han fallecido por coronavirus en la Unión Europea más de 20.000 personas: son más del doble que las 9.387 cruces blancas de madera erigidas en el Cementerio Estadounidense de Normandía», afirma el responsable de la Generalitat

El president de la Generalitat, Ximo Puig, solicita en la carta que ha enviado a los presidentes y las presidentas de las 329 regiones europeas y en otra misiva dirigida al presidente del Comité Europeo de las Regiones, el griego Apostolos Tzitzikostas, que alcen su voz ante la UE frente a «la mayor emergencia desde la Segunda Guerra Mundial» y apoyen «el impulso de un Plan Marshall europeo que ayude a reflotar las economías europeas más dañadas por las consecuencias de la Covid-19».

En las 330 misivas enviadas por el jefe del Consell, Puig afirma que -más allá del papel de los Estados- las regiones no pueden «permanecer impasibles ante la gravedad de la emergencia sanitaria, social y económica que está comportando la pandemia», porque se hallan «en la primera línea de esta emergencia sanitaria» y lo estarán también «en la posterior etapa de reconstrucción socioeconómica».

En la carta enviada al presidente del Comité Europeo de las Regiones, Puig traslada al griego Tzitzikostas que millones de europeos «estas semanas están conviviendo con la muerte, la enfermedad, el dolor y unas sombrías perspectivas de futuro». «Ante ello, solo cabe una postura válida: no ser indiferentes. Esas tres palabras habrían de bastar para que Europa ponga en marcha un Plan Marshall comunitario para la reconstrucción de todas las regiones afectadas. Un plan que garantice la estabilidad y la prosperidad de sus ciudadanos», subraya Puig en su carta.

El president de la Generalitat invita a Tzitzikostas a que las regiones expliciten ante las instituciones que conforman la Unión Europea -especialmente ante el Consejo, el Parlamento, la Comisión, el Comité Económico y Social, el Banco Central y el Banco de Inversiones- este «decidido europeísmo». Para ello, pide que se adhieran a la petición de un plan europeo «que movilice todos los recursos e instrumentos necesarios para garantizar la cohesión social y la cohesión territorial» en las regiones europeas. «Ni el austericidio que siguió a la crisis de 2008, ni una posición timorata y falta de decisión serían respuestas válidas en esta ocasión», agrega el president.

En la carta dirigida a cada uno de los 329 mandatarios y mandatarias de las regiones y entes locales que conforman el Comité Europeo de las Regiones, Puig califica la pandemia del coronavirus como «la mayor emergencia que vive nuestro continente desde la Segunda Guerra Mundial» y recuerda: «En menos de dos meses han fallecido por coronavirus en la Unión Europea más de 20.000 personas: son más del doble que las 9.387 cruces blancas de madera erigidas en el Cementerio Estadounidense de Normandía, situado frente a la playa francesa de Omaha que acogió el desembarco más famoso de la Segunda Guerra Mundial».

«Es urgente que nuestros pueblos sientan el aliento y la respuesta ágil de una Europa unida, fuerte y sensible al sufrimiento y a las necesidades de sus habitantes», escribe Puig. «Ni la Historia ni los pueblos europeos que más están sufriendo esta situación nos perdonarían que hiciéramos algo distinto». «Seamos conscientes de la magnitud de esta tragedia, estemos a la altura del momento y no fallemos ni a nuestra propia conciencia ni a la conciencia colectiva europea», pide Ximo Puig a los responsables de cada región europea. «Estoy convencido de que, como nos enseña la larga Historia de nuestro Viejo Continente, saldremos adelante de esta dura situación», escribe el president de la Generalitat.