El alcalde asegura que se estudiarán soluciones para la palma blanca y todos los sectores económicos en cuanto se supere la emergencia por el coronavirus

• Carlos González señala que “nos vamos a encontrar con los problemas de este colectivo y de todos los que han tenido que reducir su producción como consecuencia de la caída de la demanda”

El alcalde de Elche, Carlos González, ha asegurado esta mañana que se buscarán soluciones a los problemas de la palma blanca, así como a los de los demás sectores económicos del municipio en cuanto se supere el estado de emergencia por la expansión del coronavirus.

El responsable del Equipo de Gobierno ha expresado la “total disposición” del Gobierno Municipal para buscar una solución al planteamiento realizado por la Asociación de Palmereros de Elche (Apaex) y Volem Palmeral para aplazar la celebración de la Semana Santa. En este sentido ha anunciado que “ya estamos en contacto con el colectivo y vamos a mantener una reunión en los próximos días para profundizar en el asunto”.

“En estos momentos creo que sería prematuro que nos pronunciáramos sobre el aplazamiento y las fechas. Ayer sabíamos que el estado de alarma se prolonga durante 15 días más, pero no se sabe si la finalización de esta situación se va a producir el 11 de abril”, ha señalado el alcalde.

Respecto a la petición de los productores y artesanos de palma blanca para recibir ayudas, el alcalde ha señalado que “una vez superemos la emergencia sanitaria vamos a tener que entrar en el análisis de la situación económica y nos encontraremos con este colectivo y con otros que van a tener también necesidades específicas. Hablo de todos aquellos que como consecuencia del decreto de estado de alarma han tenido que bajar la persiana y todos aquellos que han visto reducir su producción como consecuencia de la caída de la demanda”.

En este sentido, Carlos González ha querido dejar clara la “predisposición del Gobierno Local a buscar soluciones” para los productores y artesanos de palma blanca dentro del análisis general de la situación que va dejar la emergencia sanitaria en la economía local.