Desmantelado un laboratorio ‘indoor’ de marihuana en un chalet de Muchamiel

El laboratorio, dotado con aparatos y maquinaria de última generación, era controlado por internet.

La Guardia Civil ha detenido a un hombre, tras cinco meses de ardua investigación, por ser el presunto autor de un delito contra la salud pública por cultivo de marihuana y tráfico de drogas y un delito de defraudación de fluido eléctrico.

La operación comenzó a principios de octubre del 2019, cuando el Área de Investigación de la Guardia Civil de San Juan de Alicante tuvo conocimiento de la existencia de una posible plantación de marihuana, en el interior de una vivienda de Muchamiel.

Tras cinco meses de realizar numerosas gestiones de averiguación, se ha procedido a principios del presente mes de marzo, a la entrada y registro del domicilio en cuestión, un chalet de 1300 m2 , el cual, incluso, está provisto de ascensor, en que los agentes se encontraron un moderno laboratorio “indoor”, equipado con material de última generación, para la producción de marihuana, de alto rendimiento.

El cultivo hidropónico se había instalado por toda la vivienda, en estancias bien diferenciadas, para lo cual se había creado un hábitat artificial, con todo lujo de detalles: sistema de ventilación, regadío, mantenimiento de temperatura, enriquecimiento del aire con anhídrido carbónico… todo esto para propiciar un mayor crecimiento de las plantas y, por consiguiente, obtener mejores resultados, mayor producción y, en definitiva, más beneficios.

Se ha intervenido un total de 805 plantas de marihuana, 8 kgs de cogollos de marihuana envasados al vacío, 205 gramos de polen de hachís y numeroso material, como 10 aparatos de aire acondicionado de alta gama, un gran generador, 63 transformadores eléctricos, 41 ventiladores, 63 focos halógenos, 1 máquina envasadora al vacío, 3 máquinas humidificadoras, 5 filtros de aire, 5 bombonas de anhídrido carbónico y 3 cubetas de 750 l. de marihuana.

Toda esta maquinaria intervenida, de última generación, era controlada por Internet, sin necesidad de acudir físicamente al domicilio y está valorada en más de 30.000 euros.

Además, el chalet contaba con grandes medidas de seguridad, como por ejemplo diversas cámaras de video vigilancia, tipo domo, las cuales eran controladas también a distancia, así como también 3 perros de razas consideradas potencialmente peligrosas.

A lo anterior hay que sumar que se había realizado un enganche ilegal de la vivienda a la toma de la compañía eléctrica casi indetectable, ya que se había enmascarado, con obra, el cable ilegal a más de 1,5 metros bajo tierra, produciendo un fraude de potencia de más de 65.000 watios, según la compañía de suministro afectada.

Por todo ello, la Guardia Civil ha detenido a un hombre de 64 años, de nacionalidad holandesa, quien ya ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial, quien ha decretado su libertad con cargos, a la espera de juicio.

 

 

 

 

.

.

Fuente.: cbnoticias.com