Avanzan las obras en la Plaza de la Cruz de la pedanía oriolana de San Bartolomé

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, el concejal de Desarrollo Rural, Víctor Valverde, y el edil de Infraestructuras, Ángel Noguera, han visitado hoy jueves las obras de reurbanización que se están realizando en la Plaza de la Cruz de San Bartolomé, donde también ha estado presente la alcaldesa pedánea, Natalia Cámara.

Este proyecto con un plazo de ejecución de cuatro meses de duración, forma parte de la subvención de la Diputación de Alicante en el marco del Plan Provincial de Cooperación a las Obras y Servicios de Competencia Municipal para el pasado 2018. El presupuesto total de las obras fue de 350.000 euros, un 85% subvencionado por la administración provincial (tras tener en cuenta el número de residentes de la pedanía) y siendo el importe restante destinado por parte del Ayuntamiento oriolano.

El primer edil, Emilio Bascuñana, ha explicado que “se hizo un estudio donde se detectaron cuáles eran las necesidades que se tenían para realizar actividades de teatro o musicales, donde el escenario era una parte esencial y donde también se quería reubicar el parque infantil”.

Además, este entorno presentaba problemas de arbolado y asfaltado, y estos fueron algunos de los principales motivos para dar inicio a estas obras donde se están levantando nuevas zonas, renovando el pavimento y arbolado, añadiendo elementos de sombra adicional o realizando labores de mantenimiento de la vegetación.

Las obras avanzan a buen ritmo, se va arreglar todo el tema del arbolado así como otros aspectos y el resultado va a ser una de las plazas más bonitas de toda Orihuela”, ha asegurado el edil Ángel Noguera.

Tal y como ha informado Víctor Valverde, para la realización del proyecto “se contó con la opinión del pueblo y las asociaciones para ver qué tipo de plaza querían y fueron ellos los que pidieron un escenario al fondo para celebrar sus fiestas”.

Y es que, gracias a las aportaciones vecinales y de diferentes colectivos de la pedanía de San Bartolomé, se pudo materializar el plan de adecuación. Como ha indicado el alcalde de Orihuela, “con las aportaciones de unos y de otros, creo que se ha hecho un proyecto a satisfacción de todos y estoy seguro que en las próximas fiestas vamos a poder compartir un espacio nuevo como San Bartolomé se merece”.

De este modo, se ha establecido una zona recreativa infantil donde se han instalado unos toldos con el objetivo de aportar espacios sombreados durante los días soleados y que de esta manera no se interrumpa la actividad en la plaza. “Queremos intentar que todas las pedanías sigan teniendo estos espacios tan diáfanos para las actividades normales de estas áreas”, ha manifestado el edil de Desarrollo Rural.

La alcaldesa pedánea ha agradecido la labor realizada por el Consistorio oriolano y a la Diputación de Alicante por poner en valor San Bartolomé, al mismo tiempo ha transmitido un mensaje de parte de la ciudadanía, mostrando su alegría “por tener este nuevo espacio en el cual podemos hacer diferentes actividades y por instalar este escenario, gracias al cual tendremos mucha más actos en San Bartolomé, sobre todo, en verano”.