Ruta de las Norias de Abarán en el Valle de Ricote

En Abarán y en ambas márgenes del río Segura, encontramos el principal conjunto de norias tradicionales de la Región de Murcia, que se siguen utilizando para el riego de pequeños huertos y árboles frutales. Estas norias se nutren de agua de dos acequias – Charrara y Principal- que toman el agua del Segura aguas arriba, en el paraje del Menjú.

La ruta peatonal que enlaza las norias, de algo más de un kilómetro, discurre por un paisaje fluvial y agrario de valor etnográfico en el Valle de Ricote.
LAS NORIAS
Los árabes no fueron los inventores de las norias, pero sí sus grandes impulsores. Una noria es una máquina eficaz que, aprovechando una energía renovable como la hidráulica, eleva el agua de la acequia a un canal realizado a una cota superior para conseguir aumentar la superficie de tierras regable.

1. NORIA DE LA HOYA DE DON GARCÍA

Esta noria data de 1818 y tiene un diámetro de 8,20 metros, una anchura de 1,05 m y 48 palas. Está enteramente construida en madera, estando muy bien conservada. Toma el agua de la acequia Principal, en la margen izquierda del Segura, elevando 42 litros por segundo para regar unas 233 tahúllas. Fue reconstruida en 1951.

2. NORIA GRANDE

La Noria Grande data de 1805 y fue reconstruida en 1951. Tiene fama de ser la mayor noria en funcionamiento de Europa, con 11,92 metros de diámetro, 1,18 m de ancho y 64 palas. Eleva 32 libros de agua por segundo de la Acequia Principal, regando 155 tahúllas en la margen izquierda del Segura.

3. NORIA DE CANDELÓN

Esta noria metálica fue construida en 1850 y fue remodelada en 1968, respetando la estructura original. Tiene 6 m de diámetro y 0,48 m de ancho, con 40 palas. Eleva el agua de la acequia Charrara a una balsa, con la que se riegan unas 15 tahúllas del paraje del Candelón, en la margen derecha del Segura.

4. NORIA DE LA ÑORICA

Esta noria es la menor de Abarán (de ahí su nombre) con 5 metros de diámetro y 0,40 m de ancho, con 40 palas. Es metálica, con algún elemento de madera, y saca el agua de la acequia Charrara para llenar una balsa pequeña con la que riega 8 tahúllas del barranco de Chelo y Jacintón.

.

 

 

 

 

 

.

.

Fuente.: murciaturistica.es