Un informe de Patrimonio Histórico impide la construcción de viviendas en la zona del Arsenal

  • El organismo del Ministerio de Cultura entiende que el proyecto afecta a la protección del palmeral y a los restos arqueológicos de la zona, junto a las Puertas Coloradas
  • Los promotores del Sector E-16 activaron este verano el plan tras quedar paralizado en 2013 y se iniciaron las preceptivas excavaciones arqueológicas
  • El Ayuntamiento estudia la repercusión de la decisión sobre este desarrollo urbanístico para buscar soluciones que conjuguen la protección del patrimonio con los derechos de los promotores

25/04/2020


La subdirección general de Patrimonio Histórico del Ministerio de Cultura insta al Ayuntamiento de Elche a “abstenerse” de iniciar las actuaciones contempladas en el proyecto de construcción de unas 950 viviendas en la zona del Arsenal, conocido como Sector E-16, por su afección a la declaración del Palmeral como Patrimonio Mundial de la Unesco y a los restos arqueológicos existentes en la zona.

El informe remitido al Ayuntamiento señala que el Plan Parcial del Sector E-16, junto a las Puertas Coloradas, “es incompatible con las características exigibles al entorno de un bien declarado Patrimonio Mundial al repercutir negativamente la nueva planificación urbana en los valores que le llevaron a inscribirlo como Patrimonio Mundial, siendo necesario el establecimiento de criterios de integración paisajística, estudio de las cuencas visuales próximas y lejanas, así como de usos compatibles, salvaguardando los valores culturales y naturales del paisaje desde una perspectiva de integración y desarrollo sostenible”.

Por lo que se refiere a los restos arqueológicos, el Ministerio indica que “dada la complejidad de la estratigrafía, su riqueza diacrónica y la parcialidad de los datos conocidos, debe tratarse como un yacimiento arqueológico unitario y, por tanto, susceptible de ser investigado en su totalidad”.

El Plan Parcial E-16 se comenzó a tramitar en 2002 y tras diversas modificaciones se quedó paralizado en 2013 por efecto de la crisis económica. Los promotores plantearon reactivar el proyecto el año pasado y en verano se iniciaron las preceptivas excavaciones arqueológicas.

El Ministerio de Cultura requirió al Ayuntamiento información sobre el proyecto a raíz de una comunicación de colectivos de defensa del patrimonio y, según explica la concejala de Urbanismo, Ana Arabid, se envío un dossier sobre toda la tramitación urbanística.

El Ayuntamiento está estudiando la repercusión de la decisión del Ministerio sobre este plan parcial y buscando soluciones que puedan conjugar la protección del palmeral y de los restos arqueológicos con los derechos que puedan tener los promotores, según explica la responsable de Urbanismo.