Kodak: la asombrosa historia de la primera cámara de fotos digital

Kodak es una conocida empresa con sede en Rochester, Nueva York. Esta compañía, fundada en 1892, se llama Eastman Kodak Company, aunque popularmente se conozca solo como Kodak. Desde sus inicios se centraron en el diseño, producción y comercialización de equipamiento fotográfico. Llegó a hacerse muy famosa por sus películas fotográficas, aunque actualmente también cuenta con gran prestigio debido a sus cámaras fotográficas digitales y a sus impresoras digitales.

El nombre completo se debe a George Eastman, un inventor que dio paso a esta compañía como la conocemos actualmente. La palabra Kodak fue creada por él y por su madre. La letra K era la favorita de Eastman, y el resto de letras la hacía corta y fácil de pronunciar en casi cualquier idioma.

Su primer éxito fueron sus carretes de papel de 1888, sustituyendo a las placas de cristal que se empleaban en fotografía hasta la fecha. Posteriormente también cobró fama por otros inventos como la cámara Kodak 100 Vista con un carrete de 100 fotos circulares que permitían hacer más fotografías de forma rápida.

Durante su actividad, ha tenido un duro competidor, la empresa Polaroid (la famosa por sus cámaras instantáneas). Otro de los grandes de este sector con la que tuvo serias batallas por las patentes años atrás.

Toda la historia tras la primera cámara digital de fotos de Kodak

Un arma de doble filo

A pesar de que llegó en 1975, Kodak no registraría la patente hasta 1978. Entonces se transformó de forma oficial y legal en la primera cámara de fotos digital del mundo.

Hasta aquí parece una historia normal de cualquier otro invento. Pero lo cierto es que este invento terminaría siendo un auténtico dolor de cabeza para la compañía, más que una bendición. Su propio invento se volvería en contra de Kodak.

El motivo fue que Kodak no consideró una opción la fotografía digital, y siguió apostando sus recursos a la fotografía analógica hasta bien entrados los años 90. Para entonces, la compañía americana se había quedado muy atrás en comparación con la competencia que ya habían puesto muchos modelos de éxito en el mercado de cámaras digitales.

Kodak se daría cuenta tarde de que la apuesta acertada eran las cámaras digitales, y lo que sería un invento pionero en el que deberían haber llevado ventaja fue el problema que los llevó a abandonar parte de su negocio en 2012.

 

 

.

Fuente..: merca2.es