Barajas cierra su espacio aéreo por la presencia de drones no identificados

Los vuelos están siendo desviados a otros aeropuertos cercanos después de que dos pilotos hayan reportados avistamientos de naves no tripuladas

ENAIRE, el gestor de la navegación aérea español, ha ordenado la suspensión inmediata del despegue y aterrizajes de aviones en el Aeropuerto Adolfo Suárez de Barajas por la presencia de drones no identificados en la zona. Se trata de la primera vez en la historia que el aeródromo madrileño cierra su espacio aéreo por la presencia de naves particulares no tripuladas.

El Ministerio de Transportes ha activado el procedimiento de desvíos masivos de vuelos a otros aeropuertos, como el de Valencia, según han informado fuentes de la seguridad del Estado, que han confirmado a este periódico que, al menos, un aparato desconocido ha violado la «zona de exclusión» del aeródromo madrileño.

‘Rate 0’

Al menos dos pilotos de aerolíneas comerciales han notificado esta mañana el avistamiento de drones, por lo que se ha activado un procedimiento de desvío masivo de aviones, denominado ‘Rate 0’, que impide el despegue y aterrizaje de aviones en el aeropuerto.

La alerta ha sido activada a las 12.40 horas y se mantendrá, el principio, hasta las 14.40 horas, según marca el protocolo, que establece que una vez suspendido los vuelos deben mantenerse esta medida dos horas por cuestiones de seguridad.

Enaire ha recordado que los drones «no son juguetes». Para volar un dron en espacio aéreo controlado se requiere previamente un estudio aeronáutico de seguridad que analice y mitigue los posibles riesgos y una vez obtenida la autorización de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), contactar con el Departamento de Coordinación Operativa de Espacio Aéreo de Enaire para coordinar su operación (cop@enaire.es).

Existe a disposición de pilotos y operadores de drones una web específica y la aplicación drones.enaire.es, con datos de información aeronáutica para la identificación de posibles restricciones para volar drones en un determinado espacio aéreo de acuerdo con la legislación vigente.

Numerosos retrasos

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa), ha puesto un tuit en el que recuerda que volar drones en las proximidades de un aeropuerto es una infracción «grave» y que las sanciones pueden alcanzar los 90.000 euros.

El cierre del espacio aéreo está provocando retrasos en decenas de vuelos en una jornada muy complicada, ya que la niebla, a primer ahora del día, ya había causado demoras importantes en numerosos viajes.

 

 

 

.

Fuente..: diariovasco.com