«Los años de cotización deberían determinar nuestra pensión, no la edad de jubilación»

De acuerdo con la legislación actual, siempre que la jubilación se produzca en la edad legal ordinaria, se precisan 37 años de cotización para cobrar el 100% de la pensión. Sin embargo, si la jubilación es anterior a la edad ordinaria, se aplican reducciones que pueden llegar a ser hasta del 32% de la pensión. Esas reducciones se aplican hasta el fallecimiento de la persona jubilada.


La Seguridad Social debería establecer un número de años de cotización que asegure el cobro del 100% de la pensión con independencia de la edad de jubilación. Lo determinante deberían ser los años de cotización y no la edad de jubilación. Es muy simple. Según datos facilitados por la propia Seguridad Social hay más de 500.000 personas jubiladas de forma anticipada que han cotizado a la Seguridad Social por más de 40 años (muchas hasta con más de 46 años de cotización) y que, de forma injusta, sufren reducciones en su pensión de por vida, como una suerte de pena perpetua.

Esta situación es totalmente injusta, indigna y discriminatoria con estas personas con largas carreras laborales. Tener en cuenta que, a día de hoy, la edad media de incorporación al mercado laboral es a los 23 años y medio; con la edad de jubilación futura en 67 años, significa que casi nadie llegará a cotizar más de 43 años.

Lamentablemente, hasta la fecha, el Gobierno ha hecho oídos sordos y mantiene esa clamorosa injusticia. Esperemos que el nuevo Gobierno solvente de forma inmediata está falta de equidad. 40 años de cotización deberían ser suficientes para el cobro de la pensión integra, con independencia de la edad de jubilación.

 

 

.

Luis Ortiga

.

 

Fuente.: elperiodico.com