El pequeño comercio en su peor momento: 34.000 tiendas desaparecidas en 4 años, entre ellas miles de zapaterías

La competencia desleal online de las propias marcas de calzado uno de los principales motivos del cierre

Según la Asociación de Autónomos ATA, desde 2015 cada año cierran en España 34.000 establecimientos, entre ellas miles de zapaterías. Uno de los últimos casos ha sido el cierre de una conocida cadena de zapaterías con más de 229 tiendas repartidas en toda España y entorno a 1.000 empleados. Estas pequeñas tiendas se ven obligadas sin remedio a bajar las persianas para siempre, asfixiadas por la competencia desleal online de muchas marcas que comercializan las propias zapaterías. Marcas que venden por debajo del coste que ellas mismas establecen y sin respetar temporalidad ni los mínimos márgenes comerciales.

La marca española de calzado de descanso Garzón, comprometida desde sus inicios con el pequeño comercio, ha puesto en marcha su campaña de navidad  “ES TIEMPO DE REGALOS, ENCUENTRALOS EN TU ZAPATERÍA”. Campaña que persigue dar el protagonismo que merece al comercio tradicional y de proximidad.

Cuando hablamos del pequeño comercio tenemos en mente las tiendas de barrio, esas que han estado ahí toda la vida, esos negocios que están haciendo frente a la globalización gracias a su trato cercano y personalizado al cliente, su especialización y experiencia. Las grandes plataformas digitales, grupos de moda y la dura competencia desleal que ejercen otras marcas de calzado que venden on line al consumidor final con estrategias comerciales agresivas está acarreando serias dificultades para que estos negocios de toda la vida sigan levantando todos los días sus persianas.

El imparable crecimiento que está experimentando el comercio electrónico está causando un grave perjuicio al comercio tradicional que ve decaer sus ventas día a día. El crecimiento global de ventas a través de internet está impulsando a estos pequeños negocios a crear sus propias tiendas online para llegar a un público más numeroso y ser más competitivos, sin embargo esto no está frenando la oleada de cierres masivos que las zapaterías tradicionales están sufriendo.

Con el fin de incentivar las compras en el comercio tradicional en esas fechas marcadas por la ilusión de hacer regalos a nuestros seres queridos, Garzón ha dado un paso adelante y hace un manifiesto a favor del pequeño comercio con una potente campaña de comunicación y publicidad, e-mail marketing, redes sociales y anuncios en los diarios de más tirada y difusión. Una campaña que va dirigida al consumidor final con el objetivo de animarle a hacer sus regalos de navidad en su zapatería más cercana, poniendo a su disposición el localizador de tiendas en el que Garzón distribuye sus zapatillas de estar por casa.

Como decimos, es tiempo de regalos ¿Qué mejor detalle que regalar unas cálidas y cómodas zapatillas Garzón? ¿Y hay mejor lugar para encontrarlas que en nuestra zapatería más cercana? Donde los pueden tocar, probar, comparar y comprobar la calidad. ¿Hay algo más agradable que pasear por nuestra ciudad, ver los escaparates alegremente iluminados que nos invitan a entrar, relacionarnos con los demás y finalmente, bien aconsejados, comprar lo que más nos guste?

Las zapaterías y el comercio tradicional, forman parte de nuestra vida, de nuestra identidad, generan riqueza y hacen más humanas e interesantes nuestras ciudades. Por ello, estas navidades apoyemos entre todos al comercio tradicional y hagamos nuestras compras en zapaterías.

Sobre Garzón

Garzón diseña y fabrica sus calzado desde Elche (Alicante) mediante procesos artesanales en combinación con las últimas innovaciones tecnológicas de la industria del calzado. Conocidos por ser pioneros en la fabricación de zapatillas de casa en España, desde su fundación en 1987 su equipo humano conjuga amor por las cosas bien hechas, esfuerzo y entusiasmo por ofrecer unas zapatillas de estar por casa excelentes en todos los sentidos.