Una chica echó a Jorge Ignacio Palma de su casa por violento la noche que mató a Marta Calvo

La lista de las víctimas de Jorge Palma aumenta. Tres chicas han declarado ya ante la Guardia Civil por sus actos, una de las cuales perdió el conocimiento después de beber alguna cosa que le dio al sospechoso.

Otra chica, de 19 años, se ha vuelto muy relevante para el caso: ha explicado a la policía que estuvo con Jorge solo horas antes de que se encontrara con Marta Calvo.

Insistente con la cocaína

La chica ha testificado ante las autoridades, y ha asegurado que Jorge Ignacio contrató sus servicios sexuales por WhatsApp. El hombre insistió, continuando con su modus operandi, en que ingirieran cocaína mientras tenían sexo, informa el Levante-EMV.

Según la víctima, el presunto asesino se mostró «muy violento» e insistente para que tomara la cocaína y se la metiera en los genitales. Mientras tanto, según su testimonio, «él solo bebía agua«.

Lo echó

Finalmente, la chica echó a Jorge Ignacio de su casa. Fue entonces cuando el hombre habría hablado con Marta Calvo para quedar aquel fatídico 7 de noviembre.

Por este motivo, los investigadores del caso piensan que Jorge es un criminal en serie y un depredador sexual. Los agentes consideran que el sospechoso busca a las prostitutas porque las considera «víctimas más propicias», y han hecho un llamamiento a todas las chicas de la profesión que hayan podido estar con él a que lo denuncien.

De momento, los agentes de la policía han podido relacionar más casos en otras localidades de España con el presunto asesino de la joven de Estivella.

 

.

.

Fuente.: elcaso