La Unidad de especialistas BREC de bomberos del SPEIS realiza un arriesgado simulacro de rescate de un excursionista atrapado y herido en un rápel para salvarle la vida en el Barranco de Fontcalent de Alicante

Alicante, 8 de diciembre de 2019. El Servicio de Prevención y Extinción de Incendios de la concejalía de Seguridad del Ayuntamiento de Alicante, dirigida por el edil, José Ramón González, ha informado que la Unidad especializada de Búsqueda y Rescate en Estructuras Colapsadas, BREC, ha realizado un arriesgado simulacro en el Barranco de Fontcalent, para salvar la vida a un excursionista herido y atrapado en un rápel con una caída de 38 metros de altura.

El simulacro, realizado por diez especialistas de Búsqueda y Rescate de bomberos junto con la Unidad de Medios Aéreos no Tripulados -UMANT-, simula en tiempo real la búsqueda de personas desaparecidas en grandes áreas de extensión y de montaña, en una de una de partidas de Alicante como es la de Fontcalent, que cuenta con un barranco con una pared de caídas y rápel con 38 metros.

Los bomberos con este simulacro han afrontado una situación de ’emergencia extrema y arriesgada’, que se podría dar en tiempo real, ya que se han realizado rescates de excursionistas, y con el objetivo de verificar como se tiene que actuar de forma coordinada, para mejorar la respuesta del cuerpo de bomberos y que pueda ser más ágil y eficaz.

El concejal de Seguridad, José Ramón González ha puesto en valor el excepcional trabajo del equipo de rescate del SPEIS y ha destacado “la entrega que el cuerpo de bomberos realiza para la ciudad y que no siempre la gente ve, organizando una búsqueda y arriesgado rescate en un barranco que requiere de una gran preparación, formación y coordinación, con una prácticas que se da en una situación real, y es una satisfacción ver la profesionalidad y rapidez con la que logran acceder, atender y salvarle la vida “.

 

Simulacro rescate excursionista herido y atrapado en un barranco.

El simulacro comienza con una llamada, que recibe el SPEIS al 112, en la que se alerta del rescate en altura, de un excursionista herido y atrapado que ha sufrido un accidente en el barranco Fontcalent, localizado en una de las paredes y rápel del mismo sin poder ubicar su punto exacto.

El equipo especializado BREC se moviliza de inmediato para la extracción del herido, que se encuentra situado en una zona de muy difícil acceso, y a través de este simulacro se pone en práctica las técnicas de rescate de altura en barrancos.

Para la práctica se estableció un Puesto de Mando Avanzado, en una zona accesible en vehículo, donde de forma simulada estaría el control de los medios de Drones de la Unidad de Medios Aéreos no Tripulados UMANT, para que con la ayuda de los Drones guíe al equipo de rescate hasta la zona caliente de intervención, y ha sido necesaria la participación en la emergencia de diez bomberos del SPEIS.

La intervención consiste en la Geolocalización de la zona, a través de Medios Aéreos no Tripulados, gps, la localización de la víctima, y el rescate y evacuación del herido, un varón de 40 años, con el desplazamiento del equipo de rescate, montaje e instalación de sistemas de cuerdas y evacuación.

En el barranco se utilizaron instalación de cuerdas fijas para poder realizar la intervención del rescate en altura y bajar los rápel, con los equipos de escalada, y con bomberos muy formados ya que este barranco llega a tener caídas de hasta 38 metros de altura. En el SPEIS cuentan con un procedimiento y protocolo de intervención en rescates en altura, fundamental para trabajar en equipo con todos los medios necesarios de una forma segura.

En muchas ocasiones no hay cobertura en los barrancos, y la comunicación con de los medios aéreos facilita que en todo momento puedan estar conectados con el Puesto de Mando Avanzado, llegando las imágenes que se ven en tiempo real en un ordenador, para garantizar que el rescate y la evacuación de la víctima se realiza de la forma más eficaz y rápida posible.

Además hay veces que el equipo de Rescate de Montaña no sabe exactamente cuántas personas están atrapadas en un barranco, a través de los medios aéreos enseguida se puede ir facilitando la información al grupo de bomberos que realizan la intervención, así como la ubicación exacta con las coordenadas.

Y lo que es más importante se mantiene desde el primer momento una comunicación con las víctimas, primero para ver las condiciones en la que se encuentran y poder tranquilizarlas, e informarles que los bomberos están de camino para realizar el rescate.

Los bomberos una vez que localizan al excursionista herido y logran acceder hasta él, comprueban su estado y verifican que les permite hacer un autosocorro y descenderlo hasta la zona donde han podido acceder las ambulancias para que sea atendido. Logrando bajarlo de forma segura y descender el rápel, junto con uno de los bomberos, desde la cima del barranco hasta la zona de acceso de las ambulancias.

El SPEIS es uno de los pocos cuerpos de bomberos de España que cuenta con un equipo especializado BREC, que lo compone un total de 30 bomberos y lleva en marcha con formación, intervenciones y prácticas den bomberos desde hace más de dos años.

Desde el SPEIS realizan un llamamiento a las personas que van a realizar excursiones y salen a la montaña a que conozcan bien los lugares a los que van a subir, escalar o ir de montañismo, comprueben el grado de dificultad y salgan siempre bien equipados y preparados, para evitar así accidentes o pérdidas así como decisiones equivocadas, ya que la mayoría de rescates que se realizan son por imprudencias.