La ciudadela amurallada y castillo de Guardamar ya cuenta con un centro de interpretación

La ciudadela amurallada y castillo ya cuenta con un centro de interpretación dentro de  los trabajos de adecuación para que el lugar arqueológico sea visitable   

El alcalde, José Luis Sáez y la concejala de Patrimonio, Pilar Gay, han visitado el BIC para conocer el estado de los trabajos de investigación y  reconstrucción  

La puesta en valor de la ciudad amurallada y castillo de Guardamar ya es una realidad,  señala la concejala de Patrimonio Histórico, Pilar Gay, refiriéndose a los resultados de la inversión de un millón de euros aportados por el ayuntamiento y los fondos del programa FEDER a través de la Generalitat Valenciana. El plan combina investigación arqueológica, reconstrucción de murallas y acondicionamiento del espacio interior del recinto declarado Bien de de Interés Cultural (BIC) para que pueda ser visitado, conocido y valorado todavía más, añade la concejala. “Queda mucho por hacer, por descubrir y acondicionar, pero  hemos dado un paso muy importante para que Guardamar se coloque  a la cabeza del turismo histórico  del sureste español” apostilla Pilar Gay.

La concejala y el alcalde, José Luis Sáez, visitaron el enclave histórico para conocer el estado de los trabajos donde comprobaron que el proyecto se encuentra prácticamente ejecutada y dispone desde la semana pasada de un centro de interpretación y atención al visitante. El inmueble es una estructura  de madera revestida,  prefabricada y reversible (preparada para su cambio de ubicación si es necesario). Su superficie es de unos 40 metros cuadrados y  en su interior  se colocarán de paneles iluminados que explicarán  la historia de la ciudad amurallada. Su ubicación se encuentra en la actual entrada al recinto histórico coincidiendo con el trazo de la muralla norte, “en un lugar estratégico  para disminuir el impacto visual que produce el  deposito de agua potable que se instaló en el lugar en los años 60”, asegura la concejala quien anunció que ya se piensa en organizar próximamente una visita guiada al conjunto histórico.

Reseñar por otro lado que la plataforma interior del recinto está cubierta tras los trabajos con graba con el objeto de conservar los restos arqueológicos todavía no excavados  y  permitir el uso público. Además  han sido acondicionados una serie de senderos con placas prefabricadas destinadas al paso de los visitantes, explica el responsable del museo arqueológico, Francisco Javier Parres. También han sido instalados sistemas de iluminación interior, renovada la exterior y  reforzado  el sistema de cámaras de vigilancia.

 

DESCUBRIMIENTOS VISITABLES

Tras la actuación y una vez que se pongan en marcha las visitas guiadas por la ciudad amurallada y castillo de Guardamar este BIC será mas comprensible para todos y se podrán conocer “in situ” los descubrimientos arqueológicos de los últimos meses así como la reconstrucción en parte de la muralla. Sobre este aspecto hay que destacar que las intervenciones realizadas han descubierto restos de muralla datadas entre los siglos XIII y XIV, y que en algún punto no se conocía su trazado. La más antigua es medieval cristiana de 2.30 metros de ancho y de 1, 5 metros de altura de la cual apenas se tenían datos. Otro hallazgo importante es la parte inferior de la torre campanario fortificado de la antigua iglesia renacentista y de lo que fue la entrada a la ciudad amurallada en el siglo XVIII, junto a la cual se sitúa  un foso. Los investigadores tratan de confirmar en este momento si un espacio localizado en la muralla oeste es la puerta de entrada del  siglo XIII.

Además han sido localizadas cerámicas romana, ibérica, fenicia, griega, islámica y bajomedieval, revuelta y muchas veces reutilizada en mejoras de la muralla posterior que están siendo estudiadas.