El Hospital Universitario del Vinalopó pone en marcha un programa de adhesión al tratamiento para pacientes con VIH

 

  • Esta herramienta promueve el control de los pacientes y la comunicación con los profesionales sanitarios a través de la aplicación YoSalud
  • El programa incluye el envío de una encuesta para valorar la constancia de estos pacientes con la medicación ya que se calcula que el 20% acaba abandonándola
  • Se han organizado grupos de trabajo para abordar aspectos como la sintomatología, la salud mental o la mejora de la calidad de vida de los pacientes

 

EL Hospital Universitario del Vinalopó, perteneciente al grupo Ribera Salud, ha puesto en marcha un programa de adhesión al tratamiento para pacientes con VIH. La finalidad de esta acción es fomentar activamente el cumplimiento del tratamiento farmacológico de estos pacientes, monitorizar de forma sistemática su adhesión al mismo y generalizar el uso de la aplicación YoSalud para identificar los abandonos e implantar medidas que les ayuden a volver a tomar la medicación programada.

YoSalud es el portal de salud del grupo Ribera Salud al que tienen acceso todos los pacientes del departamento del Vinalopó que tanto en su versión web como en la aplicación permite a los pacientes comunicarse de manera rápida y sencilla con su médico o personal de enfermería de referencia, tener siempre a mano su historial, las dosis de la medicación prescrita y abundante información para la prevención y el cuidado de su salud.

El director asistencial de Ribera Salud, Carlos Catalán, ha destacado la importancia del programa de adhesión al tratamiento para los pacientes con VIH puesto en marcha en los hospitales del grupo ya que “el control de la infección por el virus VIH depende de que el tratamiento con los medicamentos prescritos y los seguimientos periódicos se cumplan en su totalidad”. Esto, añade, “evita la progresión de la infección y las complicaciones asociadas, lo que ha permitido que en la actualidad se trate de una enfermedad crónica, evitando el infausto pronóstico que tenían los pacientes en los primeros años de la epidemia”.

Para facilitar a médicos y pacientes el control de la enfermedad, el primer objetivo del programa de adhesión es que todos los usuarios con VIH estén dados de alta en la aplicación YoSalud, para agilizar el envío de información y tener un registro actualizado y acceso rápido al historial. A través de YoSalud se busca que el paciente conozca mejor su enfermedad, adquiera un compromiso mayor en la toma de la medicación, reporte de manera más fácil y rápida los posibles efectos adversos y consiga una mejor calidad de vida en su día a día.

Además, el programa incluye el envío de una encuesta a los pacientes, a través de YoSalud o vía correo electrónico, para valorar su constancia en la toma de la medicación y marcar unas pautas personalizadas para cada paciente en función de los resultados.

Numerosos estudios demuestran que el 20% de los pacientes con VIH abandona la medicación, un porcentaje similar al de la mayoría de enfermedades crónicas. “En ocasiones, cuando los pacientes se encuentran bien y no tienen sintomatología, se relajan y dejan la medicación por un tiempo”, según explica el director asistencial del grupo Ribera Salud, Carlos Catalán. Pero también hay otras causas de posible abandono como problemas de salud mental o estilos de vida que dificultan la continuidad en el tratamiento. “Para estos casos, también se han preparado programas específicos de apoyo a estos pacientes y grupos de trabajo, con el fin de ayudarles a mantener su adhesión al tratamiento”, explica Catalán.

Este programa de adhesión al tratamiento del VIH pretende concienciar a estos pacientes de la importancia de cumplir con las pautas que indica el especialista para tratar su enfermedad. Es un programa englobado dentro el proyecto HOPES, una iniciativa de Ribera Salud que pretende garantizar una gestión de excelencia poniendo el foco en los resultados en salud de los pacientes. HOPES tiene como objetivo implementar la medicina basada en el valor en la clínica diaria de una forma transversal y empoderando al paciente como un agente más corresponsable del tratamiento de su enfermedad.

El jefe de Farmacia del Hospital del Vinalopó, Alejandro Jover, asegura que “una buena comunicación del paciente con su médico y el farmacéutico es el factor que más influye en el cumplimiento terapéutico”. Por eso, además de la información que se enviará a través de la aplicación, se distribuirá un folleto informativo entre todos los pacientes en el que se insiste en la importancia del “compromiso” del paciente con el tratamiento de su enfermedad. “Comprometerse a cumplir el tratamiento facilita tener mejor calidad de vida y ayudarnos a que el número de nuevos casos disminuya”, tal y como se explica en el díptico.

En la información que hace llegar a los pacientes se insiste en que “en el caso de infección por VIH, la adherencia adecuada al tratamiento no solo es un derecho sino también un deber para consigo mismo y con el resto de la sociedad, puesto que se reduce mucho la probabilidad de transmisión”.