Tráfico descubre a 13 alumnos con microcámaras ocultas en botones para copiar durante el examen del carné de conducir en Valencia

También se detectó en otras pruebas a una mujer que intentaba suplantar a otra aprovechando su parecido físico

La Guardia Civil ha detectado 13 casos de alumnos que intentaban aprobar el examen teórico del carné de conducir utilizando un complejo sistema compuesto de una microcámara colocada en el interior de la camisa simulando un botón de la misma o camuflada en el dibujo de una sudadera, conectada a través de telefonía móvil.

En el marco de la colaboración existente entre el Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Valencia y la Jefatura Provincial de Tráfico, entre otras actividades, el Grupo de Investigación y Análisis –GIAT– del Sector de Tráfico, presta apoyo en el control de la identidad de los alumnos que se presentan al examen teórico para la obtención del permiso de conducir, para detectar la suplantación de personas en la realización de la prueba y otras posibles irregularidades.

Entre los casos detectados este año, la Benemérita destaca el de 13 alumnos de origen extranjero con graves dificultades de comprensión del idioma español, que llevaban instalado de forma oculta un complejo sistema compuesto de una micro-cámara que se coloca en el interior de la camisa simulando un botón de la misma o camuflada en el dibujo de una sudadera, conectada a través de telefonía móvil, con otra persona que desde otro punto en el exterior, facilita las respuestas correctas al alumno, que las recibe a través de un diminuto «pinganillo» inalámbrico que lleva alojado en el oído. La Jefatura de Tráfico determinó el suspenso inmediato de los infractores.

Asimismo, ha abierto diligencias contra dos mujeres de origen chino que intentaron aprovechar su parecido físico para que una de ellas suplantara la identidad de la otra en el examen del carné de conducir. Fueron puestas a disposición judicial como presuntas autoras de un delito de falsedad documental.

También se llevó ante el juez a otra mujer, igualmente de origen chino, que fue denunciada por un examinador, al que entregó 200 dólares con la intención de que le aprobara el examen, por lo que fue investigada como presunta autora de un delito de cohecho.

 

 

 

 

.

Fuente.: lasprovincias.es