Un suboficial del Servicio Cinológico de la Guardia Civil y su perro han hallado el cuerpo en el pico de la Peñota, una elevación boscosa de casi 2.000 metros de altura

El cadáver encontrado este miércoles por un perro del Servicio Cinológico de la Guardia Civil en la sierra madrileña es el de Blanca Fernández Ochoa, tal como han confirmado fuentes de la investigación

Los equipos de rescate que participaban en la búsqueda de la exesquiadora olímpica habían encontrado en torno a las 13.30 horas de este martes el cuerpo de una mujer de unos cincuenta años de edad en el pico de la Peñota, uno de los macizos de la sierra de Guadarrama que marca el límite de la Comunidad de Madrid y la provincia de Segovia.

El cádaver, según han explicado los agentes de la Policía Judicial a este periódico, coincidía con las características del de la exesquiadora olímpica y el estado de descomposicion en el que se encontraba apunta a que la muerte se produjo hace una semana al menos.

Fue un vecino de la zona el que puso a la Policía sobre la pista a la Policía, ya que, según asegura, se cruzó con Blanca la semana pasada, y esta le confirmó su intención de ascender al pico de la Peñota, un pico de 1945 metros de altitud que no está considerado técnicamente peligroso por los senderistas.

«Hemos activado un dispositivo de cerco para que el equipo de policía científica y especialista en homicidos se despliegue», ha explicado uno de los agentes de la Guardia Civil al mando del operativo, que no ha aclarado si el cuerpo tenía signos de violencia.

La zona ya había sido revisada durante los tres días de búsqueda y, de hecho, este mismo martes se utilizaron drones sobre el terreno. Sin embargo, el cadáver se encontraba oculto entre ramas, lo que ha dificultado su localización. Finalmente, un suboficial del servicio cinologico de la Guardia Civil y su perro han dado con su paradero.

El hallazgo, ha sido comunicado a los familiares de Blanca que se encontraban en la zona de coordinación del aparcamiento de Las Dehesas y han abandonado la carpa en la que se encontraban. Allí se han vivido escenas de tensión y algunos familiares de la exesquiadora han roto a llorar.

El Pico de la Peñota se encuentra a unas dos horas del lugar en el que se encontró su coche este domingo, en Las Dehesas de Cercedilla

La familia Fernández Ochoa, también había entregado a los responsables de la búsqueda fotografías de los lugares preferidos por Blanca en esta zona, y acompañaron a varios agentes en coches oficiales hasta el cercano puerto de Navacerrada, donde la exesquiadora también solía escaparse a caminar por el monte. La mayoría de las instantáneas entregadas por la familia son de la zona de Siete Picos, cumbres que estan siendo revisadas tanto por su cara sur, la más escarpada, como por la norte, donde predomina el arbolado. «Es una zona bastante complicada a la que habrá que volver», ha indicado el comandante Sierra.

Como en los días anteriores, se habían trazado doce nuevas rutas, divididas según la dificukltad en «especialistas», «profesionales» y «voluntarios». Asimismo se han trasladado en helicóptero a las zonas más altas los siete drones disponibles para volver a revisar cuevas, gritas y abrigos naturales y «observar el máximo posible» el terreno, según ha detallado el comisario jefe de la UDYCO. Durante la pasada noche se puso en marcha un rastreo con los drones, empleando las cámaras térmicas, cuyo resultado ha sido negativo.

Según Dolores Fernández Ochia, su hermana era muy aficionada a practicar el vivac o dormir al aire libre en esta zona del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. De hecho, el pasado mes de agosto subió sola a pasar la noche en estas cumbres para ver las estrellas fugaces conocidas como Lágrimas de San Lorenzo. El marido de Dolores, Adrián Federighi, se mostró este miércoles convencido al «99%» de que Blanca había venido a Cercedilla para hacer un vivac. Para ello, además de víveres, el cuñado de la deportista ha destacado que Blanca siempre subía a la montaña con un saco de dormir. De hecho, estaba pensado comprar un mejor preparado para dormir al raso.También apunta que además del queso que adquirió en una charcuteria de un centro comercial de la localidad de Pozuelo de Alarcón llevaba viveres de casa.

El día de su desaparicion Blanca no siempre llevaba el móvil, algo que solía hacer algunas veces. Lo peor es que fue vista por última vez el sábado 24 comprando en un centro comercial. Dos días después, el lunes 26 descargó en la Comunidad de Madrid una tremenda tromba de agua. Blanca, buena conocedora desde pequeña, pudo haber buscado un refugio para guarecerse. A partir de de ahí todo son hipótesis, entre las que sus propios familiares barajan que haya sufrido un percance y se encuentre herida.

La inmensidad de este valle, aparentemente estrecho, radica en su profundidad y la elevación de las montañas que lo rodean. Además, al noroeste, se alza una planicie donde se encuentra el Mirador de los Poetas, desde la que se vuelve a ascender hasta las cumbres de Siete Picos, las más altas de este rincón serrano.

 

Fuente.: lasprovincias.es