El Ayuntamiento de Elche encarga un estudio sobre el impacto de las “mascletàs” en el entorno del Palacio de Altamira

– El objetivo es evaluar la afección de las vibraciones generadas durante los eventos pirotécnicos a la zona BIC del Palacio Altamira y para ello se colocarán sensores de aceleración que harán registros durante el disparo de los fuegos

– El mencionado informe será remitido a la Dirección General de Patrimonio que ha solicitado al Ayuntamiento información acerca del impacto de las “mascletàs” sobre el Palacio de Altamira

El Ayuntamiento de Elche ha encargado un estudio sobre el impacto de las “mascletàs” sobre el Palacio de Altamira y su entorno al ingeniero de la Universidad de Alicante que ha realizado el informe del impacto de las «mascletàs» sobre la Plaza de Luceros.

El objetivo de este estudio, que se hará en base a mediciones en las “mascletàs” de este año, es conocer el impacto que los fuegos tienen sobre el conjunto patrimonial del Palacio de Altamira.

El mencionado informe será remitido a la Dirección General de Patrimonio que ha solicitado al Ayuntamiento información acerca del impacto de las “mascletàs” sobre el Palacio de Altamira, recordando al Consistorio que debe solicitar autorización para el lanzamiento de las «mascletàs» en este espacio. Además, la conselleria de Cultura propone al Ayuntamiento que adopte las medidas correctoras para aminorar o amortiguar los efectos de las mismas. En este sentido, el consistorio ilicitano mantendrá las medidas adoptadas el pasado ejercicio, caso de la protección del suelo con chapas metálicas sobre goma en la zona de la fuente. Además, se reduce el calibre máximo permitido para fuego terrestre a 40 mm y se realiza un vallado de seis metros de altura que protege al público y al edificio del MAHE de la proyección de posibles restos de artificios pirotécnicos. El calibre del fuego aéreo está limitado a 50 mm y se estima que difícilmente las ondas puedan generar daños en los edificios.

Por otra parte, si se diera el caso de incompatibilidad patrimonial del disparo de “mascletàs”, desde Cultura se requiere al Ayuntamiento que cautelarmente localice de manera inmediata un espacio alternativo para el disparo de las “mascletàs”.

La intención del Equipo de Gobierno es mantener el lanzamiento este año en la actual ubicación, adoptando medidas correctoras del impacto de los fuegos artificiales, dado el inminente inicio de las Fiestas Patronales.

Además, el estudio encargado al ingeniero de la UA se hará en base a las mediciones que se tomarán en los lanzamientos de este año.

Trabajos a realizar

Cabe resaltar que hasta el momento, desde el inicio de los lanzamientos de la Mascletà en el Palacio de Altamira, los niveles de vibración no han generado de forma instantánea rotura y grietas apreciables, por ello, los ingenieros consideran que sería recomendable realizar una instrumentación durante la ejecución para detectar estos niveles de vibración y analizar si estos pueden producir daños, bien de forma instantánea o bien a medio/ largo plazo.

Para evaluar la afección de las vibraciones generadas durante los eventos pirotécnicos a la zona BIC del Palacio Altamira y su entorno se dispondrán de una serie de sensores de aceleración que registrarán durante un evento pirotécnico programado por el Ayuntamiento.

Los valores registrados se analizarán con el fin de evaluar su admisibilidad dentro de los rangos de aceptabilidad de estas dos normativas, analizando los niveles de admisibilidad en función del contenido en frecuencia del evento pirotécnico. Tras estos análisis se emitirá un informe sobre la admisibilidad/no admisibilidad de los niveles de vibración con el fin de no generar daños al monumento y a su entorno.