Mireia Mollà apuesta por afrontar con valentía la emergencia climática para avanzar ‘en la transformación social’

– Ha asegurado que una de sus primeras reuniones será con los agricultores afectados por la Xylella
– La nueva titular de Agricultura destaca que no se deben perder de vista los retos de una economía global

La consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, ha señalado que se debe afrontar desde la urgencia y la valentía la situación de “emergencia climática” y ha asegurado que “cada paso en esa dirección será un paso en la transformación social”-

Mollà se ha pronunciado así tras recibir la cartera de alto cargo de manos de la exconsellera de este departamento, Elena Cebrián, y ha asegurado que en esta nueva etapa se debe afrontar “un reto que afecta al medio ambiente, a la economía y a nuestras relaciones”.

“Lo que hay que hacer puede parecer extraordinario”, ha proseguido la nueva consellera, quien ha sostenido que desde su departamento se es consciente de que se trata de un “momento crucial, de urgencia, del medio rural, el agua, la salud y el bienestar de las personas”.

Mollà ha considerado esencial la progresiva toma de conciencia de empresas, ciudadanos e instituciones en el cuidado del medio ambiente. “Estamos delante de un ahora o ahora, porque el ‘nunca’ no es una opción”, ha afirmado.

La nueva titular de Agricultura ha agradecido a su predecesora en el cargo, Elena Cebrián, la “tarea ingente” que desde la Conselleria ha llevado a cabo en los últimos años, y ha considerado que si “la transición ecológica está en la agenda”, se debe “a la labor de quien, a través de la institución, se pone al frente de un reto como este”.

En este sentido, ha citado, entre los retos más urgentes del departamento, la lucha contra la plaga de la Xylella, y ha asegurado que una de las primeras reuniones que mantendrá será con los agricultores afectados.

Asimismo, se ha referido a los desafíos derivados del mercado global. “Nuestro campo y nuestra agricultura son una herramienta de vertebración del territorio y de transformación del modelo productivo”, ha añadido.

Para Mollà, se debe “afrontar con conocimiento y paciencia cambios fundamentales que no pueden esperar mucho más” y que, ha dicho, tienen su base en los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030.

“Nuestra tierra debe de estar inmersa en el movimiento que demandan los jóvenes”, ha manifestado la consellera, que se ha pronunciado a favor de “un futuro verde, justo y solidario”. “Estamos llamados a que nuestra tierra tenga en la ganadería, agricultura y la pesca sectores con identidad y futuro”, ha concluido.

Por su parte, Cebrián ha considerado “un enorme orgullo” haber formado parte durante la anterior legislatura “de una nueva etapa que ha devuelto la dignidad a la política, a los gobiernos y a las instituciones”.

“Hemos trabajado siempre con diálogo, escuchando, con honradez y con transparencia”, ha asegurado, y ha pedido que, en esta nueva legislatura “la emergencia climática no se banalice”, sino que se aborde “desde un optimismo realista”.