¿EN EL MINISTERIO DEL INTERIOR QUIÉN PROTEGE A COMISARIOS COMO EL COMISARIO PROVINCIAL DE ALICANTE, D. ALFONSO CID ALGUACIL?

La DGP impide el envío de e-mails con propaganda electoral a cuentas personales oficiales del censo electoral pero permite la difusión de publicidad comercial privada desde cualquier cuenta oficial operativa, como es el caso ocurrido en Alicante.

La Junta Electoral Central formada para las Elecciones al Consejo de Policía 2019 e integrada por miembros del CPN y de los sindicatos tradicionales impide que se envíe propaganda electoral por métodos electrónicos corporativos.

¿Ha recibido usted propaganda electoral, en el buzón físico de sus hogares estas Elecciones Generales, Autonómicas, Europeas o Locales? ¿Usted recuerda haber autorizado que le enviaran dicha propaganda?

Pues ante la petición de la Agrupación Reformista de Policías de poder enviar propaganda electoral de su candidatura oficial a las Elecciones al Consejo de Policía 2019 ha recibido la negativa tanto de la Dirección General de la Policía como de la Junta Electoral creada ex profeso para estas elecciones y formada no sólo por representantes de la Administración sino también por los sindicatos tradicionales representativos, que no casualmente también son candidatos en las mismas elecciones.

La mayor capacidad de los sindicatos representativos para poder llegar a una gran mayoría del colectivo policial les hace amparándose en normativa arcaica, y en connivencia con la Administración, el obviar sentencia del Tribunal Supremo que apoya los argumentos de ARP.

Pero esto no quedaría en otra más de las argucias o “malas artes” que en distintas campañas electorales utilizan aquellos que ostentan las capacidades de decidir contra las opciones novedosas que pueden restarles capacidad de poder, sino fuera por el distinto rasero o vara de medir existente con respecto a la difusión de información a través de las herramientas tecnológicas corporativas como podrían ser los e-mails operativos corporativos.

Como ejemplo la permisividad del actual comisario Provincial de Alicante, Alfonso Cid Alguacil, que a través de la cuenta de su Unidad Central Operativa, antes del nombramiento del actual UCOP del que nada malo hasta la fecha tenemos que decir en esta organización, envió publicidad comercial privada a todas las cuentas oficiales y operativas de la provincial de una tienda de muebles que hacía un descuento especial dirigiéndose en una carta a una tal “Estimada Srta. Marta” y que “en caso de visto bueno por el Sr. Comisario, podemos poner en marcha esta campaña en cuanto nos den su visto bueno, en caso de interesar a ambas partes esta colaboración y estamos seguros que será así…”

 

Como se puede observar, en la Dirección General de la Policía hay diferentes raseros para medir la actividad de sus integrantes, y parece ser que con comisarios como el de Alicante, que se caracteriza por crear la polémica constante en su plantilla, reprimir cualquier oposición a su nefasta gestión a través de la existencia de listas negras, apertura de informaciones reservadas y expedientes disciplinarios múltiples, y desmantelar brigadas, se está mirando hacia otro lado por el Ministerio del Interior.

En la Agrupación Reformista de Policías nos preguntamos por qué no dejan que realicemos nuestra actividad sindical reivindicativa sin poner continuos obstáculos a nuestro proceder. Y desde gran parte del colectivo policial nos preguntamos quién protege a comisarios como el Comisario Provincial de Alicante Alfonso CID ALGUACIL.

 

En Alicante, a 01 de junio de 2019

 

Órgano Coordinador de ARP