Afridés control de plagas se establece en la zona de Denia y amplía un 10% su cartera de clientes

La firma alicantina absorbe a la dianense Quiminet y apuesta por la Marina Alta donde faltan empresas expertas en la realización de tratamientos especializados

La empresa alicantina Afridés control de plagas ha realizado una ampliación de su negocio. En concreto ha llevado a cabo la adquisición de la unidad de negocio a la empresa Quiminet, con sede en Denia. De esta manera la compañía, cuyo gerente es Luis Velasco, aumenta un 10% su cartera de clientes y consigue posicionarse en la zona de la Marina Alta, cuyas expectativas de negocio son optimistas.

Afridés es una firma alicantina especializada en el control y la lucha contra las plagas que el mes de junio cumplirá 20 años desde su fundación, aunque algunos de sus trabajadores tienen más de 30 años de experiencia en todo tipo de tratamientos como la desratización, desinsectación, desinfección, control de legiolena, limpieza de depósitos, tratamiento de carcoma, termitas o mosquito tigre, entre otros.

Esta empresa familiar, que ha experimentado una evolución sostenida durante los últimos años, cuenta en la actualidad con una cartera de más de 3.000 clientes. Con su aterrizaje en la Marina Alta de la mano de Quiminet alcanzará los 3.400 de manera directa y abre la vía comercial en la zona norte de la provincia. Afridés ha apostado, además, por mejorar su imagen de marca, su reputación online y por la presencia constante en redes sociales. También ha desarrollado una transformación total de su página web ‘www.afrides.es’, con el objetivo de mostrar de una manera sencilla y transparente el trabajo que realizan con vídeos de los tratamientos y consejos útiles a la población sobre la prevención de plagas.

Actualmente la empresa se ha posicionado como un referente en el control de plagas ya que, además de de la provincia de Alicante, también alcanza a diferentes zonas de la geografía española como Vitoria, Pamplona, Lérida, Madrid, Palma de Mallorca, Murcia o Cartagena, entre otras. “Somos una empresa familiar que queremos, poco a poco, implantar nuestra metodología de trabajo en otras zonas y que se sepa que nos gusta hacer las cosas bien”, asegura el gerente de la empresa Luis Velasco, y añade que “el objetivo es hacer un trabajo profesional y poner todo el esfuerzo en la atención al cliente y en la protección al medio ambiente”.

En cuanto a la ampliación del negocio hacia la Marina Alta, Velasco explica que “es un nicho de mercado donde no hay empresas especializadas que realicen ciertos tratamientos, es decir, hay más demanda que oferta y hemos valorado con mucho rigor nuestra implantación en esta zona”. Asimismo, en los últimos años Afridés también ha entrado en el mercado de la licitación pública donde ha ganado diversos contratos de control de plagas de algunas instituciones, lo que le ha permitido hacerse con el mantenimiento y control de mosquitos en varios municipios de la provincia.