El Sindicato de Empleados Públicos gana una demanda a la Universidad de Alicante que obligaba a un funcionario a jubilarse

El juzgado de lo contencioso administrativo número dos de Alicante ha dado la razón al Sindicato de Empleados Públicos de la Comunidad Valencia (SEP-CV) sobre una demanda interpuesta por un funcionario de la Universidad de Alicante (UA) relacionada con su jubilación forzosa. El demandante

realizó una petición para continuar en servicio activo tras la fecha prevista para su jubilación, en diciembre de 2018, que fue rechaza por la UA. El juzgado ha estimado la petición del afiliado al SEP-CV, quien podrá reincorporarse al servicio.

Además, la Universidad deberá pagar al funcionario creador de la Mediateca de la UA las retribuciones que no ha percibido durante el tiempo transcurrido desde la fecha de su jubilación forzosa hasta la fecha de su reingreso en su puesto, según recoge la sentencia.

La UA denegó al funcionario la solicitud de permanencia en servicio activo por haber solicitado con anterioridad una reducción de jornada. El juez explica en la sentencia que la disposición normativa que la UA aplica no tiene cobertura, lo que determina que no puede ser aplicado un reglamento o un precepto de una disposición reglamentaria carente de cobertura legal. El servicio jurídico del SEP-CV asegura que la decisión de la Universidad fue arbitraria. Además, a juicio del Sindicato, el trabajo del funcionario supone un gran valor para el colectivo universitario, puesto que cuenta con 11 años de experiencia en la gestión del archivo audiovisual del centro educativo.