Una pareja de ancianos son confundidos por la policía como narcotraficantes

Francisca y José en su domicilio de La Linea

La Guardia Civil les tiró abajo la puerta del domicilio mientras el matrimonio dormía, en ese momento, mientras les sacaban de su cama se llevaron un susto de muerte.

El grueso de la operación ‘Trapera’ se ha salado con registros en los domicilios de Málaga y La Línea para combatir el trafico de tabaco y droga en que ya van más de 65 detenidos. Uno de los domicilios que registraron los agentes,fue el de un hostelero jubilado (José) que dormía junto a su esposa Francisca. Además, en la vivienda también estaba su nieta de seis años y su hijo.

La Guardia Civil tiró la puerta abajo y mientras la familia entraba en pánico, les iban sacando de la cama. Los agentes les ataron las manos con bridas a José, y a su hijo mientras los tenían retenidos en el suelo. En ese momento, comenzaron a registrar de arriba a abajo la vivienda, mientras la familia explicaba a los agentes que se trataba de un error.

Varias horas después, los agentes comprobaron que se había tratado de un error del juzgado de Estepona, quien había ordenado el registro y se marcharon del domicilio pidiendo disculpas

Después de lo ocurrido y aún con el miedo en el cuerpo, y con la vergüenza de ser señalados en el barrio, José y Francisca han puesto una denuncia ante el juzgado por el malentendido.

Miguel Mifsud / AFPRESS / @MiguelMifPress / @A24PRESS