La crítica social de Antoni Miró inaugura el nuevo espacio cultural «La Base»

València, 25 sep (EFE).- La Marina de València abre hoy al público su nuevo espacio cultural, La Base, ubicado en la antigua base del equipo Alinghi, una propuesta «abierta, versátil, plural y de agitación cultural» que se inaugura con un homenaje al artista alcoyano Antoni Miró y su mirada social crítica y comprometida.

La muestra, titulada «Antoni Miró en La Base» y que permanecerá abierta al público hasta el 30 de diciembre, reúne cerca de 200 piezas, entre pintura y escultura, del trabajo más reciente del artista alcoyano, desde 2012 hasta hoy, y acerca al público su personal visión de la realidad social, con una gran carga crítica, y del erotismo.

A la inauguración oficial esta tarde de la exposición, impulsada por Presidencia y la Conselleria de Cultura, está previsto que asista el president de la Generalitat, Ximo Puig.

La muestra, distribuida en las cuatro salas de la nave, de cerca de 2.000 metros cuadrados, se complementa con la docena las esculturas metálicas de reminiscencia griega ubicadas en el exterior, que han suscitado críticas por mostrar escenas sexuales explícitas.

«El problema es que hay gente que se entretiene en bobadas cuando la realidad es que el mundo está muy mal, con gente tirada en la calle, gente a la que echan de casa, los matan de hambre, los maltratan», ha señalado Miró.

Las dos salas principales tratan precisamente estos temas en las series de realismo crítico «Mani-festa», «Personajes» y «Burka-Políptic», con personajes político-culturales, manifestaciones políticas y la mujer como centro del nuevo movimiento social y político.

Unas obras, ha explicado Miró durante la presentación de la muestra, surgidas tras la crisis, que a su juicio ha sido «una gran estafa, que lo que ha hecho ha sido saquear al pueblo» y destrozar a la clase trabajadora.

El comisario de la muestra, Fernando Castro, ha señalado que se trata de una exposición «parcial», en cuanto a que es de un solo autor, «apasionada y política», que abre puentes entre lo erótico y la política, en un momento, ha lamentado, de «recesión» y «actitud censora» del arte.

Para Antonio Miró, además, el nuevo espacio cultural La Base es como «estar en casa» ya que le recuerda a la tradición industrial de su municipio natal, y ha destacado que abre la posibilidad de la muestra de obras de grandes dimensiones que en otras salas sería difícil exponer.

El director general del Consorcio Valencia 2007, Vicent Llorens, ha destacado también la versatilidad que ofrece La Base, y ha asegurado que la pretensión es que sea un espacio abierto, de «agitación» y también flexible, ya que se han interesado por el mismos de la universidad hasta una fábrica de autobuses para presentar su gama de lujo.

Con ello, ha añadido, se quiere también lanzar el mensaje de que La Marina no es un territorio de grandes eventos sino abierto a toda la sociedad valenciana y a la «pluralidad», con actividades de «calidad» y con riesgo», ya que «el miedo hace a los ciudadanos cobardes».

Por su parte, el coordinador de la exposición, Néstor Novell, ha informado de que junto a la exposición se ha editado un catálogo de la muestra, y otro en el que 10 músicos valencianos han dedicado una canción a uno de los cuadros de Miró y que se presentará el 21 de octubre en un concierto matinal en La Marina.

También se han organizado visitas guiadas, didácticas y talleres familiares los domingos por la mañana, y se realizarán charlas en colaboración con el IVAM, «priorizando los espacios de nuestros ámbito lingüístico», ha indicado Novell.

 

 

Photograph : Vista de la exposición del artista alcoyano Antoni Miró en el nuevo espacio cultural La Nave. EFE