El Gobierno recurrirá la decisión de la Generalitat de reabrir embajadas

Madrid, 23 ago (EFE).- El Gobierno ha anunciado hoy que presentará un recurso contencioso-administrativo contra el decreto de la Generalitat que pretende restablecer las embajadas catalanas en el Reino Unido, Irlanda, Alemania, Estados Unidos, Italia, Suiza y Francia.
Lo hará el Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación (MAUC), que destaca en un comunicado que la Generalitat «no ha cumplido las condiciones que establece la legislación vigente para la creación de delegaciones de las comunidades autónomas en el exterior».
Se trata de la segunda vez que el Ejecutivo de Pedro Sánchez decide recurrir una medida del proceso independentista, después de que a primeros de junio recurriera ante el Constitucional la moción aprobada en el Parlament que reafirmaba «los objetivos políticos» de la resolución del 9 de noviembre de 2015 para avanzar hacia la independencia de Cataluña.
La Ley 2/2014 de Acción y del Servicio Exterior del Estado establece que, «antes de la creación de sus delegaciones en el exterior para el ejercicio de sus competencias, las comunidades deberán comunicar este hecho al Gobierno de España».
Lo comunicarán para que el Ministerio de Exteriores «informe sobre la adecuación de la propuesta a las directrices, fines y objetivos de la Política Exterior» y, en particular, con el principio de «unidad de acción en el exterior».
El informe sirve también para que Hacienda «pueda emitir informe en lo relativo al principio de eficiencia en la gestión de los recursos públicos».
Exteriores recuerda a la Generalitat que comunicó la creación de esas delegaciones «con sólo 24 horas de antelación a la adopción del decreto de creación, lo que hacía imposible emitir dichos informes».
Sostiene en la nota que la Generalitat argumentó «que en realidad no estaba abriendo ninguna nueva delegación sino reabriendo las que el Gobierno central había cerrado en virtud de la aplicación del artículo 155».
Sin embargo, el Ministerio ha precisado que en la creación de las primeras embajadas tampoco se cumplieron los trámites legales, por lo que el anterior Ejecutivo interpuso los correspondientes recursos contencioso-administrativos que fueron archivados una vez entró en vigor el 155.
La Generalitat también argumentó que, en la práctica, «no se había tomado ninguna iniciativa para ponerlas en funcionamiento».
Durante el mes de julio, la Generalitat «ha restituido a los delegados en Reino Unido e Irlanda, Alemania, Italia y Suiza y ha convocado -durante el mes de agosto- los concursos para nombrar los directores de las delegaciones en Francia y Estados Unidos».
Así, «queda claro» la voluntad del Gobierno catalán de no cumplir la ley y «de hacer caso omiso a las reiteradas advertencias que se le han hecho al respecto», asegura el Ministerio.
Exteriores subraya que «no cuestiona la facultad del Gobierno de la Generalitat de establecer delegaciones en el exterior para el ejercicio, dentro del ámbito de sus competencias, de actividades con relevancia exterior, pero la creación de dichas delegaciones debe ajustarse a lo establecido por la Ley de la Acción y del Servicio Exterior del Estado».
Por ello, el Ministerio «lamenta tener que presentar recursos ante la jurisdicción contencioso-administrativa, pero no se le deja otra opción para preservar el mandato legal».
Y subraya que el recurso no afectará «obviamente» a las 40 delegaciones de la Generalitat que mantiene como oficinas comerciales, las 13 oficinas turísticas y las 8 culturales, que han sido creadas de acuerdo con el procedimiento legal vigente.

La Generalitat dice que la reapertura de embajadas «sigue en marcha»

Barcelona, 23 ago (EFE).- La conselleria de Acción Exterior, Relaciones Instituciones y Transparencia de la Generalitat ha advertido hoy que el plan de gobierno para reabrir las delegaciones en el extranjero «sigue en marcha» según el calendario previsto, con la determinación de «llevar la voz de Cataluña a Europa y el mundo».
El Gobierno de Pedro Sánchez ha anunciado que presentará un recurso contencioso-administrativo contra el decreto de la Generalitat que pretende restablecer las llamadas embajadas catalanas en el Reino Unido, Irlanda, Alemania, Estados Unidos, Italia, Suiza y Francia.
Lo hará el Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación (MAUC), que destaca en un comunicado que la Generalitat «no ha cumplido las condiciones que establece la legislación vigente para la creación de delegaciones de las comunidades autónomas en el exterior».
Un anuncio que ha sido respondido a través de un mensaje de Twitter en la cuenta oficial del Departamento de Acción Exterior de la Generalitat: «El plan de gobierno de (la conselleria) Exteriores sigue en marcha y el proceso de apertura de delegaciones continuará según el calendario previsto. El Govern sigue determinado en llevar la voz de Cataluña a Europa y el mundo».
Posteriormente, en un comunicado, el gobierno catalán ha reafirmado que mantendrá el plan de despliegue previsto para la reactivación y apertura de las delegaciones y que defenderá ante los tribunales competentes su «acción exterior legítima».
Según el Departamento de Exteriores catalán, dirigido por Ernest Maragall, la Generalitat «informó primero por escrito al Ministerio de Exteriores español de la puesta en marcha del proceso para reabrir seis delegaciones. De esta manera, si lo consideraba pertinente, el Ministerio podía realizar un informe prescriptivo y no vinculante».
Posteriormente, según el comunicado, el conseller «también le hizo constar esta comunicación al ministro Josep Borrell en su reunión en Madrid el pasado 23 de julio, al que al mismo tiempo se informó de la voluntad de seguir abriendo representaciones alrededor del mundo», a lo que el ministro «se comprometió a respetar la acción exterior catalana», recuerda la Generalitat.
El Govern ha anunciado que pondrá este recurso «sobre la mesa» en la Comisión Bilateral Estado-Generalitat, al entender que «por una interpretación restrictiva del procedimiento con poco contenido real pretende limitar la presencia de Cataluña en Europa y en el mundo»; y ha dejado claro que la Generalitat defenderá ante los tribunales su actuación en el ámbito de la representación internacional.
El gobierno catalán ha recordado en todo caso que, «entre otras funciones, las delegaciones del Govern en el exterior sirven para ejercer la representación, defensa y promoción de los intereses generales de Cataluña y dar apoyo a las entidades, empresas y ciudadanos catalanes en el extranjero».

 

 

 

 

Photographs:

Photograph 1:
El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell. EFE/Archivo